Sáb06232018

ActualizadoVie, 22 Jun 2018 4pm

Lectura de Domingo: "Apuntes para las Elecciones" -2ª parte- por Carlos Baeza

Habiendo analizado en una anterior nota algunas cuestiones en torno a las elecciones generales del próximo 22 de octubre, veremos otros aspectos que hacen al acto eleccionario en sí.

 

1° Presidente y suplente: En la actualidad las autoridades de cada mesa son el presidente y el suplente, habiéndose eliminado la existencia de un segundo suplente. Estas autoridades designadas por la autoridad electoral competente deberán figurar en el padrón de la mesa donde deberán cumplir sus funciones (art. 75 CEN) No obstante el art. 84 inc. 2° del CEN establece que si así no fuere, se agregarán en el padrón sus nombres y la mesa en que están registrados, aunque ello plantea un interrogante ya que en el mismo, al no constar sus datos no existirán los troqueles para justificar el voto (art. 95 CEN) por lo cual cabe preguntarse, ¿qué constancia se otorgarán mutuamente, ya que en el régimen anterior, bastaba el sello en el documento y actualmente ello fue suplantado por el troquel? De todas formas es prácticamente imposible que un presidente o su suplente, designados en una mesa en la que están empadronados y que deben presidir durante la jornada del comicio, puedan ausentarse para pretender cumplir la misma función en otra mesa -y así votar en ambas- ya que en ésta última no figuraría como autoridad de mesa, amén que no podría estar en forma simultánea en los dos momentos en que la ley exige su presencia, como son la apertura y cierre del acto electoral. En consecuencia, en el caso de presidente y suplente, la posibilidad de fraude queda descartada.

2° Fiscales: Por su parte los fiscales no son autoridades de la mesa sino representantes de los partidos políticos a fin de presenciar y verificar la regularidad del acto electoral pero sin que la ausencia de uno o todos ellos impida la apertura y funcionamiento de la mesa. Sin embargo, existen diferencias importantes respecto al anterior sistema, ya que tanto el art. 84 inc. 1° del CEN anterior como igual norma del actual disponen que “El presidente y sus suplentes, así como los fiscales acreditados ante la mesa y que estén inscriptos en la misma, serán, en su orden, los primeros en emitir el voto”. Dejando de lado la mención de la norma respecto a los “suplentes” cuando en realidad hoy se trata de uno sólo, lo cierto es que el inc. 2° de la misma cláusula y previendo el caso que ninguno de todos ellos estuvieren inscriptos en la mesa en la que cumplirán funciones, sólo alude a las autoridades de mesa, al sostener que: “Si el presidente o sus suplentes no se hallan inscriptos en la mesa en que actúan, se agregará el nombre del votante en la hoja del registro haciéndolo constar, así como la mesa en que está registrado”.

Sin embargo y a diferencia del régimen anterior en el cual, tanto el presidente como el suplente y asimismo los fiscales podían votar en la mesa en que cumplieran funciones, la norma actual del art. 84 inc. 2 CEN solo faculta a ello a los dos primeros pero no habilita a los fiscales en igual circunstancia. Lo que ocurre es que otras dos cláusulas del anterior texto que formaban un todo con la del art. 84 fueron derogadas. Así, el entonces art. 58 disponía que: “Los fiscales podrán votar en las mesas en que actúen aunque no estén inscriptos en ellas, siempre que lo estén en la sección a la que ellos pertenecen. En ese caso, se agregará el nombre del votante en la hoja del Registro, haciendo constar dicha circunstancia y la mesa en que esté inscripto”. A su turno el art.74 establecía que “los presidentes y suplentes a quienes corresponda votar en una mesa distinta a aquella en que ejercen sus funciones podrán hacerlo en la que tienen a su cargo. Al sufragar en tales condiciones dejarán constancia de la mesa a la que pertenecen”. Y en consonancia con ello es que el art. 87 expresaba: “Ninguna autoridad, ni aún el juez electoral, podrán ordenar al presidente de mesa que admita el voto de un ciudadano que no figura inscripto en los ejemplares del padrón electoral, excepto en los casos de los arts. 58 y 74”. Sin embargo, la ley 26.744 derogó los arts. 58 y 74 en tanto el dec.2.135/83 eliminó la referencia final subrayada del art. 87.

En consecuencia, el presidente, su suplente y los fiscales partidarios, pueden votar en la mesa en la que ejercerán sus funciones, siempre que todos ellos estén inscriptos en el padrón de la misma; pero mientras presidente y suplente, al no estar inscriptos en el padrón de la mesa en la que actuarán pueden igualmente votar en ella agregando sus datos en el padrón, no ocurre lo mismo con los fiscales quienes solo pueden votar en la mesa en la que figuren inscriptos por lo cual deberán optar por cumplir con su deber cívico antes de hacerse cargo de su labor partidaria, o bien, asumir la misma y durante la jornada trasladarse a votar a la mesa en la que figure empadronado. De esta forma, es imposible que un fiscal pueda votar dos veces en distintas mesas, dado que ahora sólo está habilitado para hacerlo en la que figure empadronado. Y reafirmando estas disposiciones el art.87 CEN dispone que: “Ninguna autoridad, ni aun el juez electoral, podrá ordenar al presidente de mesa que admita el voto de un elector que no figura inscripto en los ejemplares del padrón electoral” lo cual revela una vez más que un fiscal no registrado en una mesa no puede emitir el voto en la misma; justamente por haberse eliminado el párrafo del art. 58 y derogado el art. 74 que permitían esa posibilidad.

Finalmente se destaca una seria contradicción en el inc. 3° del citado art. 84 (CEN) cuando dispone que “Los fiscales o autoridades de mesa que no estuviesen presentes al abrirse el acto sufragarán a medida que se incorporen a la misma”. Ante todo, el inciso solo puede referirse a las autoridades de mesa y fiscales que figuren en el padrón de la mesa en la que todos ellos cumplirán tareas, pues si bien los primeros están habilitados para votar en una mesa distinta, no ocurre lo mismo con los fiscales. Pero además, la otra contradicción estriba en que esta cláusula supone que las autoridades de mesa no se encontraban presentes al abrirse el acto, siendo que por expresa imposición legal las mismas deben estar en ese sitio tanto para la apertura como para el cierre del acto electoral (art. 76 CEN)

3° Personal de custodia: Una práctica viciosa se daba con el personal de custodia de las mesas, quienes antes de la apertura del acto electoral, invocaban su inexistente derecho a votar en alguna de las mesas ubicadas en el local en que ejercían sus funciones. Cabe señalar que antes de la ley 24.904 el personal policial, soldados y demás miembros de las fuerzas armadas y de seguridad, no podían votar (art. 3 inc. c) del Código Electoral); pero esta cláusula fue derogada y de allí, que estando habilitados desde entonces a votar, pretendían y lograban hacerlo en mesas en las que no estaban inscriptos, violando abiertamente el art. 87 que -como viéramos- sólo admitía como excepciones a las autoridades de mesas y a los fiscales. Ahora el art. 34 del CEN dispone: que “Veinticinco (25) días antes de cada elección, los jefes de las fuerzas de seguridad comunicarán a los jueces electorales que correspondan la nómina de agentes que revistan a sus órdenes y los establecimientos de votación a los que estarán afectados. Los jueces electorales incorporarán al personal afectado a un padrón complementario de una de las mesas que se encuentren en tal lugar siempre que por su domicilio en el padrón electoral le corresponda votar por todas las categorías de la misma jurisdicción”. La duda que surge es que si recién 25 días antes del comicio los jefes de cada unidad deberán comunicar a la autoridad electoral la nómina del personal a su cargo y que cumplirá tareas en esa jornada, será prácticamente imposible que lleguen a tiempo los padrones complementarios que, necesariamente, deberán contener no sólo los datos de dicho personal, sino igualmente los troqueles de constancia de emisión del voto. Por ello, si las autoridades de mesa no cuentan con ese padrón complementario no pueden permitir el voto del personal de custodia del establecimiento, salvo claro está que alguno de ellos estuviere inscripto en ese sitio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar