Jue01182018

ActualizadoJue, 18 Ene 2018 2am

Lectura de Domingo: Datos para tener en cuenta sobre la Seguridad Vial

Según el MSN, los accidentes de tránsito son la octava causa de muerte y la primera de muerte externa. Para la franja de 15 a 25 años de edad, son la primera causa de muerte. La mayoría de las víctimas van de los 15 y los 44 años, y son hombres en más del 70% de los casos.

 

A nivel internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que los accidentes de tránsito fueron la novena causa de muertes en el mundo entre los años 2000 y 2012, y la primera en el segmento de 15 a 29 años.

Por dicho motivo, fallecieron un promedio anual de 1.3 millones (2.2%) de personas, cerca de 3.500 diarias. A dicha cifra hay que sumarle los 50 millones que sufren traumatismos producto de los siniestros viales. A su vez, a través de una encuesta hecha en 178 países (2009), la OMS señala que cerca de la mitad de las personas que fallecen cada año por accidentes de tránsito en el mundo son peatones, motoristas, ciclistas y pasajeros del transporte público.

En Argentina, según los especialistas, cerca del 90% de las muertes se deben a fallas humanas. Los expertos (Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Centro de Experimentación y Seguridad Vial, CESVI) señalan como los errores humanos más comunes el exceso de velocidad, el efecto del alcohol al volante, no usar el cinturón de seguridad o el casco, no respetar las señalizaciones, las distracciones, las invasiones de carril, una distancia de seguimiento inadecuada, el cansancio y no tomar medidas de protección suficientes para los bebes y niños.

Para prevenir siniestros viales, se recomienda tomar precauciones como:

• Luces encendidas durante el día: permiten evidenciar cuál es el sentido en el que circula un vehículo que transita por una ruta de doble mano, evitando confusiones a los conductores a la hora de realizar un sobrepaso. Las luces de posición prácticamente no son perceptibles en el tránsito diurno, por esto se deben encender las bajas o de mediano alcance. (CESVI)

• Usar el cinturón de seguridad: la Dirección Nacional de Observatorio Vial, respecto de los hábitos y la cultura vial de los argentinos, señaló en el 2012 que solo un 37,8% lo usa efectivamente. Por su parte, CESVI explica que la mayoría de las heridas en los accidentes de tránsito son el resultado de impactos contra distintos elementos del habitáculo, producto del desplazamiento de los ocupantes en el momento de la colisión, y que el correcto uso del cinturón puede reducir en alrededor de un 80% la posibilidad de muerte o heridas graves (ello incluye a los pasajeros del asiento trasero). Para lograr la máxima efectividad del cinturón: no debe estar retorcido o rozando contra cantos cortantes, no debe pasar por sobre objetos duros o frágiles, las mujeres embarazadas deben llevar colocado siempre el cinturón de seguridad.

• Evitar el usar el celular: la falta de atención de los conductores incrementa la posibilidad de un accidente, viéndose disminuida la posibilidad de detección y anticipación de riesgos potenciales y obviamente de actuar a tiempo. El sistema de manos libres no evita la desconcentración. Una de las soluciones puede estar en detenerse en un lugar seguro. (CESVI)

• El respeto por las Señales de Tránsito: de acuerdo al CESVI las investigaciones señalan que los accidentes tanto urbanos como en las rutas y autopistas, en una cantidad considerable, por lo menos uno de los conductores involucrados ha violado alguna normativa del tránsito.

• Respetar las velocidades permitidas: cuanto mayor es la velocidad, menor es el campo de visión y, en caso de accidente, más la probabilidad de sufrir lesiones graves o mortales. Un choque a 100 Km/h contra un objeto fijo equivaldría a una caída vertical del vehículo desde una altura aproximada de 40 metros (CESVI).

No beber nada de alcohol si se conduce: la pérdida de inhibición, la pérdida de reflejos, la reducción de la visión periférica, la pérdida del equilibrio, el sueño, son el resultado del consumo de alcohol, incompatibles con la conducción. En nuestro país, la ley que regula la cantidad de alcohol autorizada para conducir un automóvil, establece como límite de alcoholemia 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre. Para la conducción de motos y ciclomotores donde la tolerancia se disminuye a 0.2 gr/litro y a 0 para quienes conducen transporte de carga o pasajeros.

• Distancia de seguimiento prudente: CESVI recomienda tener una distancia de seguimiento con el vehículo que lo antecede no menor a 3 segundos, para el caso de circular sobre calzada seca y en buen estado, y ante cualquier factor desfavorable, de 5 o más.

• Adaptarse a las condiciones externas: acomodar la velocidad y la actitud según los requerimientos de exigencia.
o Lluvia: según las estadísticas, el 72% de los siniestros que se producen con lluvia ocurren durante los primeros 30 minutos desde que comienza. Cuando el pavimento se encuentra mojado la distancia de frenado es más larga y las condiciones de maniobrabilidad del vehículo para esquivar un obstáculo disminuyen considerablemente.
o Niebla: en tal situación no se detenga nunca sobre la calzada ni en banquina, si es posible hágalo en una estación de servicio u otro lugar seguro, caso contrario circule despacio y encienda las luces bajas de su vehículo, incluidas las balizas. Cabe destacar que la luz alta disminuye la visibilidad del conductor porque las gotas de agua en suspensión devuelven gran parte del haz de luz emitido. (CESVI)

• Adoptar una correcta postura de conducción: llegar con las piernas levemente flexionadas a los pedales, tomar el volante en la posición de las agujas del reloj cuando marcan las diez y diez y los codos queden levemente flexionados, evite llevar la mano en la palanca de cambios y el pie permanentemente apoyado en el embrague, verificar que todos los espejos retrovisores estén limpios y en su correcta posición, y colóquese siempre el cinturón de seguridad.

Motociclistas y ciclomotoristas constituyen otro factor de riesgo en las calles y rutas. La utilización del casco protector, de acuerdo al CESVI, evitaría en un alto porcentajes las muertes en los siniestros viales. Otras medidas de seguridad son evitar el exceso de velocidad, respetar las señales de tránsito (semáforos, contramano) y evitar las maniobras peligrosas en la conducción (por ejemplo, el zig zag entre los vehículos).

A los ciclistas, CESVI les recomienda usar luces, elementos reflectantes y casco protector. Los dos primeros hacen que de noche los ciclistas sean vistos en la ruta o calle.

Los peatones son víctima de los accidentes de tránsito ya que no se les otorga prioridad de paso ni en esquinas ni sendas peatonales y ellos mismos no respetan las reglas básicas de tránsito, como por ejemplo, cruzar por las esquinas con la señal del semáforo a favor.

Fuentes: Ministerios de Salud de la Nación / Organización Mundial de la Salud / Agencia Nacional de Seguridad Vial / Centro de Experimentación y Seguridad Vial / Diario La Nación / Pagina 12.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar