Mié07182018

ActualizadoMié, 18 Jul 2018 11am

Argentina-Croacia: la selección perdió con Croacia y puso en jaque su futuro en el Mundial

A la selección solo le queda hacer cálculos. Si el empate ante Islandia significó un golpe impensado, la derrota contra Croacia por 3-0 sacude cualquier estructura y deja a la Argentina al borde del abismo. La eliminación no es cosa juzgada solo por cuestiones númericas.

 

Un error de "Willy" Caballero y una volea de Ante Rebic formaron una combinación fatal. A partir de ahí, no hubo reacción. Después, el zapatazo de Luka Modric y el gol de Ivan Rakitic dejaron a los dirigidos por Jorge Sampaoli con un pie afuera del Mundial Rusia 2018 . ¿Quedan chances de avanzar a octavos de final? Sí, matemáticamente. ¿Puede seguir en el torneo? La parte futbolística es una incógnita. Una de las tantas preguntas sin respuestas que deja el equipo en este paso por suelo ruso. Esta vez, la selección ni llegó a depender de Lionel Messi y hasta mostró cierto juego asociado -aunque previsible- en buena parte del encuentro, pero el fallo de Caballero -el mismo que Sampaoli destacaba por el juego con los pies- sentenció el partido.

El repaso uno por uno es un boletín de reprobados. El arquero no da seguridad, la defensa carece de solidez -y es una prueba permanente entre tres y cuatro hombres-, el mediocampo, sin ideas, parece a la deriva, nadie se conecta con Messi y lo que puedan hacer Sergio Agüero , Gonzalo Higuaín o el "9" de turno es solo una reacción solitaria. Si el primer tiempo mostraba algunos puntos para destacar, la segunda parte fue una debacle en continuado. Cuarenta y cinco minutos en los que la selección tocó fondo. Y en los cuales al DT se le quemaron los papeles: cambió fichas, puso a Paulo Dybala -resistido por el cuerpo técnico hasta ayer- y no le encontró una solución al ataque croata.

Con un punto en dos partidos, a la selección le resta viajar a San Petersburgo para cerrar su participación en el Grupo D ante Nigeria. Por eso, el Islandia-Nigeria de mañana cobra un valor que hasta ahora se miraba de reojo: un triunfo islandés pondría a la selección contra las cuerdas, porque un empate entre los equipos europeos en la última jornada sellaría la eliminación albiceleste, informó www.lanacion.com.ar

El cierre muestra la peor cara: las cabezas gachas de los jugadores argentinos y las lágrimas de los hinchas en las tribunas muestran que no hay ciencia exacta que pueda explicar por qué la selección no se despidió de Rusia. Hay olor a otra cosa, más allá de lo que muestre la tabla. La generación de Messi, Mascherano y compañía ensaya un adiós repentino que está a años luz de sus carreras. El equipo subcampeón del mundo quedó a un paso de volverse en primera rueda, con el recuerdo de Corea/Japón 2002 como la peor imagen reciente. Pero la foto que devuelve este equipo tiene un agravante: ante el golpe, ni siquiera reacciona.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar