Jue12122019

ActualizadoJue, 12 Dic 2019 11am

Un imputado por encubrimiento en la muerte de Ramiro Barragán, fue condenado por venta de drogas

Se trata de Mauro "El Gordo" Alberto Costa, quien junto a su pareja, Claudia Gabriela Montangie, recibieron 6 años y medio de prisión y, la hija de ambos, Rocío Belén Costa, 6 años. 

“Mauro Alberto Costa fue condenado a la pena de seis años de prisión junto con su esposa y su hija por encontrárselos autores del delito de comercialización de drogas en este caso agravado por haberse servido de menores de edad en el sentido que dentro de la vivienda había menores, hija del propio condenado y la condenada, la madre, a través de las cuales se servían para la venta de droga”, indicó Del Cero.

Los imputados vendían droga en el domicilio ubicado en Juan Molina, entre Santa Cruz y Chaco.

“El señor alias gordo Mauro, en su momento fue imputado de encubrimiento en el sentido que habría recibido el arma tras el crimen, en mí convicción, honesta y completa, en realidad lo que él hizo fue aportar el arma con el que se comete el crimen y después recibirla y ocultarla, es decir, él alquilaba el arma y esto, de alguna manera, el crimen de Ramiro Barragán, tiene que ver con el comercio de drogas en la medida que fue llevado a cabo, fue concretado, nada más ni nada menos que por sus dos cuñados que convivían prácticamente ahí en el lugar donde apareció el arma junto con sus hijas", agregó.

En la misma causa, el 6 de junio de este año, el Tribunal en lo Criminal N° 1, condenó a Juan Manuel Ortiz a prisión perpuetua como responsable del asesinato de Barragán, mientras que Gastón Figueroa fue sentenciado a 28 años.

"Paralelamente, también se tramitaba la causa por encubrimiento del arma. Esa causa nunca se plegó a la primera por la provisión en el encubrimiento por el arma por una cuestión del orden de la prueba y para no mezclar causas. Esa causa todavía puede merecer condena respecto de Mauro el día de mañana, es decir, tiene ya la condena por droga, es reincidente por drogas, ya tenía una condena previa por venta de drogas, esta es la segunda, como mínimo, y faltaría la sentencia o resolución final en la causa por el tema del arma. Técnicamente se denomina encubrimiento pero para mí no solamente hay encubrimiento sino complicidad", finalizó.

Hay que recordar que el homicidio del comerciante Ramiro Barragán, se registró el 31 de junio de 2017 en el barrio Noroeste.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar