Mié09302020

ActualizadoMié, 30 Sep 2020 12pm

Juicio a la Triple A en Bahía: Declaran testigos por secuestros y homicidios cometidos durante el gobierno de Isabel Perón

Son los casos de Rodolfo Celso Gini y María Isabel Mendivil. Las audiencias se extenderán hasta el jueves próximo. El debate oral y público se transmite en vivo a través del canal de YouTube de la Universidad Nacional del Sur.

 

Esta semana se abordarán los homicidios de seis estudiantes de la Universidad Nacional del Sur en el juicio a la Triple A de Bahía Blanca

En el juicio a integrantes de la Triple A en Bahía Blanca, que se desarrolla ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de esa ciudad, comenzarán esta semana a declarar los testigos de los casos de Rodolfo Celso Gini y María Isabel Mendivil, víctimas que fueron secuestradas y asesinadas en diciembre de 1974 y marzo de 1975.

Las audiencias tendrán lugar el martes, miércoles y jueves a las 9 de la mañana, y se transmitirán en vivo a través del canal de YouTube de la Universidad Nacional del Sur (UNS). Actúan en representación del Ministerio Público Fiscal el fiscal general Miguel Ángel Palazzani, el fiscal ad hoc José Alberto Nebbia y el auxiliar fiscal Pablo Vicente Fermento, en tanto que como querellantes lo hacen Hijos Bahía Blanca, la familia de la víctima Luis Jesús “Negrito” García y la UNS.

Los casos de Gini y Mendivil

Profesor secundario y bioquímico en la localidad de Huanguelén, Rodolfo Gini -de 43 años- fue secuestrado en su domicilio en la madrugada del 2 de diciembre de 1974, en presencia de su esposa, mientras sus hijos dormían. Los captores escribieron en las paredes las siglas AAA. Sus restos aparecieron horas más tarde junto a la ruta de acceso al pueblo, maniatado y amordazado, con 16 impactos de armas de fuego.

María Isabel Mendivil -de 33 años- era pareja Roberto Alfredo Ponte, militante de la Juventud Peronista. En la madrugada del 21 de marzo de 1975 fue secuestrada de su departamento mientras su hija de diez años dormía. Su cuerpo fue hallado al costado de la ruta 35 con el rostro desfigurado por los numerosos impactos de armas de fuego. Para aquel momento, la víctima transitaba un embarazo de algunas semanas. Esa misma madrugada en la ciudad, fue asesinado el sacerdote Carlos Dorñak en la residencia de los padres salesianos, y secuestrado Fernando Antonio Alduvino, cuyos restos aparecieron acribillados dos días más tarde, también junto a la ruta 35.

A su vez, en las jornadas previstas para esta semana continuarán declarando los testigos de los casos de Víctor Eduardo Oliva Troncoso -refugiado chileno secuestrado y asesinado el 2 de julio de 1975- y de los estudiantes de geología Julio Alberto García, José Alberto Surace y Gabriel Raymundo Ganuza, secuestrados y asesinados el 5 de diciembre del mismo año.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar