"La decisión de la Jueza de excarcelar a los policías acusados por extorsión perjudicó a quienes querían declarar"

Esas fueron las palabras del Fiscal Mauricio del Cero, titular de la UFIJ N° 19, al referirse a la causa los hechos denunciados por un odontólogo de Bahía Blanca en el mes de junio de este año contra cinco policías de la Comisaría Quinta. "La resolución que permitió la excarcelación provocó que, personas que estaban dudosas y al enterarse de lo que había sucedido con el odontólogo, decidieron no declarar porque mirá cómo terminó todo", indicó a CAFEXMEDIO.

 

“Sucede que no es una causa por extorsión que tenga complejidad, sobre todo porque no se abrió el abanico en el sentido que uno esperaba encontrar en los teléfonos más información de otros hechos. Sin embargo eso no surgió, se extraen los datos del dispositivo incluso los mensajes eliminados con esa tecnología y los dispositivos eran nuevos así que no pudimos ir mucho más para atrás de modo que se imputa a los cinco involucrados, Dupré, García, Washington, Delgado y el subcomisario Nicolás Pérez por el delito de extorsión”, sostuvo Del Cero.

Hay que recordar que cinco policías que prestaban funciones en la Comisaria Quinta están acusados del delito de extorsión. Se trata de Washington Kalil Delgado, Daniel Enrique Dupré, Cristian Gabriel García, Sebastián Guerra Valverde y Nicolás Pérez.

“No es porque faltaron pruebas que quedaron en libertad sino porque la jueza entendió que el delito que le imputa la fiscalía es de menor gravedad que el que nosotros creemos. Dicho de otra manera, para ella es una tentativa de extorsión porque la víctima si bien entregó y el imputado alcanzó a tomar con sus manos el sobre la interrupción de la acción por parte de la policía dejaría en mejores condiciones a los involucrados y eso es delito de extorsión en grado de tentativa", remarcó.

El Fiscal local expresó que "nosotros decimos que el delito se consumó porque el imputado entregó el sobre, porque el acuerdo se produjo y, de hecho, esto ya llega a un punto tal que la Cámara de Apelaciones ni se mete con cuestiones referidas al aspecto probatorio".

"Luego, por una cuestión técnica que tiene que ver con el sistema recursivo argentino o de la provincia de Buenos Aires, más precisamente, estas personas van a permanecer en libertad hasta el día del juicio lo cual es un problema porque si hubiera otros hechos que pudieran ser denunciados y seguro que las personas víctimas de esos hechos dicen para qué si están en libertad. Digamos, la prisión preventiva no es un adelanto de pena pero sí permite asegurar que este u otros hechos se esclarezcan”, subrayó.

FALTA DE PRUEBA PORQUE FALTARÍA QUE ESTÉ CONTANDO EL DINERO AL LADO PARA QUE LE DIGA, SÍ, SE CONCRETÓ EL HECHO.

“Faltaría la filmación de los sucesos pero tenemos casi eso porque, básicamente, la prueba más importante es que fueron agarrados con las manos en la masa cometiendo el delito y esto es muy fuerte cuando un juez de juicio tiene que evaluar la conducta de los involucrados. Además, los teléfonos sí se pudieron rescatar chats referidos a la extorsión del 12 de junio cuando fue citado el odontólogo en la esquina de Perú y Zelarrayán para entregar los dólares".

Del Cero agregó que, en ese sentido, el comisario, el jefe de los involucrados, que creo es el que más responsabilidad tiene y el que más pena debiera recibir, en el caso de que sea declarado culpable, les compartió no solamente la cotización del dólar de la fecha sino un enlace de una serie que es una serie de policías corruptos en cuyo primer capítulo matan a un policía por una imprudencia de ellos, como diciendo tengan cuidado con lo que van a hacer".

"Además les marcó que la víctima estaba ese día y esa hora en la esquina, es decir, fíjense que está en tal lugar, o sea, fíjense que vino. Es decir, a la situación de las manos en la masa o la situación flagrante se le suma un chat que objetiva todo lo que se cuenta o se relata en el acta de procedimiento”, añadió.

ESTA SITUACIÓN QUE SE PLANTEA EN UN PRIMER MOMENTO SE PENSABA QUE PODÍA HABER ALGUNAS OTRAS PERSONAS QUE DECLARASEN RESPECTO DE OTROS TIPOS DE EXTORSIÓN QUE HABRÍAN
RECIBIDO. ¿USTED NO LE AGREGÓ NINGUNA OTRA ENTONCES A ESTA CAUSA?

“La resolución que permitió la excarcelación provocó ese daño el hecho que había personas que estaban dudosas, personas que al enterarse de lo que había sucedido con el odontólogo decían eso me pasó a mí, a mí me está pasando algo parecido ero para que lo voy a hacer si mirá cómo terminó todo. En esto hay que decirlo también, la sociedad percibe la preventiva como un adelanto de pena y ve que cuando se produce la excarcelación es como que ya está, quedó impune".

Del Cero opinó que "la sociedad lo percibe así y la verdad que a los fines de la percepción social es importante la prisión preventiva no solamente porque sea importante que la gente perciba que se hace algo sino porque en realidad asegura justamente los fines del proceso, esto es, tanto la investigación que se está haciendo como otros posibles hechos".

¿ESTO INVALIDA QUE MÁS ADELANTE PUEDA HABER OTRAS PRESENTACIONES SI ESTAS PERSONAS SON JUZGADAS Y SON CONDENADAS?

“No. El hecho de que sean sometidos a juicio por extorsión significa que la fiscalía encuentra razones suficientes para considerar que la causa tiene que ir a juicio y que estas personas deben ser juzgadas y, eventualmente, condenadas, luego, si hay otros hechos, situaciones separadas independientes, desde ya, se vendrán a sumar a la causa que ya está en trámite”.

TODOS LOS POLICÍAS VAN A ESPERAR EL JUICIO EN LIBERTAD.

“De momento sí. Lo que sucede es que en tiempos pandémicos los juicios están demorando su realización. El Tribunal de Casación está tardando cerca de 5, 6, meses a un año para revisar este tipo de situaciones puede significar que si el Tribunal de Casación confirma el fallo de Cámara, el que le revocó a Calcinelli la excarcelación, podría llegar a darse la paradoja que, por la pandemia, terminen siendo llevados a juicio presos”, finalizó.