Fue internada una beba de 11 meses que se tragó un vidrio

El accidente doméstico tuvo lugar esta tarde en una vivienda de calle Viamonte al 2700, del barrio Fonavi. El cuadro no reviste gravedad, aunque se determinó su traslado al Hospital Municipal por precaución.

Minutos antes de las 16 un llamado al 911 alertó sobre un incidente casero, en calle Viamonte al 2700. Allí indicaban que una beba de 11 meses se había tragado un vidrio.

Desde esa central dieron aviso al 107, y estos al Sistema de Emergencias Prehospitalario (SIEmPre) el cual de inmediato envió un móvil al sector.

Al llegar los profesionales pudieron hablar con los parientes de la menor, los cuales aseguraron que la niña se había tragado una parte del vidrio de un reloj de pulsera.

El personal sanitario asistió a la infante, y decidió su traslado al Hospital Municipal para que continúen con su monitoreo.