Según el CREEBBA, el salario de los bahienses en junio volvió a perder frente a la inflación

Mientras que el costo de vida, en el útimo mes, aumentó un 4%, los sueldos registraron un crecimiento del 2,7%. En el primer semestre del 2021, el poder adquisitivo se ubicó en 22,3% y la tasa de inflación en idéntico periodo se incrementó en 25,4%.

 

El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (CREEBBA) informó que en el mes de junio, el Índice de Salarios (ISAL) registró un crecimiento del 2,7% en relación al mes anterior, mientras que el costo de vida medido por el IPC-CREEBBA se elevó a un 4%.

Por su parte, la variación acumulada a lo largo del 2021 en el ISAL se ubicó en 22,3%, en tanto que la tasa de inflación en el mismo periodo ascendió a 25,4%.

Según marca el estudio del organismo estadístico, con relación a las variaciones porcentuales del ISAL junto con la del IPC-CREEBBA, los salarios recuperaron parte del terreno cedido durante mayo.

"En junio la dinámica de abril se volvió a repetir (aunque en menor cuantía), es decir, el ISAL volvió a crecer por debajo de la inflación", expresaron los especialistas.

El Centro de Estudios Económicos explicó en el relevamiento que en junio el salario real registró un descenso del 1,2%, en tanto que acumula en lo que va de 2021 una caída del 2,5%.

"El poder adquisitivo se ubica en un nivel similar al de junio de 2020. Se observa una tendencia a la baja producto de la aceleración inflacionaria de los últimos meses", agregaron en el informe.

De esta manera, en promedio, los precios al consumidor "se elevaron un 3,9% mientras que los salarios se expandieron al 3,4% en lo que va del año".

En este marco, si bien desde el CREEBBA aclaran que el "bimestre actual contribuyó a cerrar esta brecha, los sueldos continúan por detrás de los precios.

Por último, el relevamiento hace hincapié en que la "recuperación del salario que se vio hacia el final del año pasado no se mantuvo en el primer semestre de 2021".