Mar08142018

ActualizadoMar, 14 Ago 2018 11pm

Por qué se rompió el pacto entre Manu Ginóbili y Gregg Popovich

Algunos imponderables provocaron la ruptura del acuerdo que tenían el bahiense y el entrenador de los San Antonio Spurs. Manu Ginobili y Gregg Popovich habían acordado que el argentino no jugaría con menos de 24 horas de descanso

 

Luego de meditar varias semanas y unas vacaciones en familia, Emanuel Ginóbili finalmente decidió prolongar su carrera y continuar luciendo la camiseta número '20' de los San Antonio Spurs.

Su actual temporada es muy buena (9.3 puntos, 2.1 rebotes, 2.5 asistencias, 0.6 robos y 0.3 bloqueos) y está teniendo más minutos de los que pensaba, pero eso también atenta contra su físico y al acuerdo que llegó con Gregg Popovich antes de iniciar la competencia.

#Elpibede40 o Grandpa Juice, como ahora también es conocido Manu Ginóbili, había pactado con el entrenador del conjunto texano que en los juegos en días consecutivos, en uno de ellos debía descansar, con la intención de cuidar su físico y llegar en óptimas condiciones a los playoffs.

Sin embargo, este plan debió romperse. En la derrota por 117 a 109 ante Denver Nuggets fue la tercera vez en la que Popovich le pidió al bahiense que jugara pese al pacto que tenían, lo que desencadenó en una lesión en el pie (los primeros estudios descartaron un problema oseo).

Hay un motivo por el que Ginóbili tenga tantos minutos y Pop no le de el descanso prometido: la interminable seguidilla de lesiones dentro del plantel. En esa lista se destacan las presencias de los jugadores más importantes de la franquicia: Kawhi Leonard -jugó apenas nueve veces en esta temporada-, Rudy Gay y LaMarcus Aldridge (al inicio de la competencia también se perdió varios encuentros Tony Parker).

Los Spurs tuvieron disponibles a todos sus hombres en un solo encuentro de los 59 que afrontó hasta el momento y el coach probó 19 formaciones titulares distintas.

Por suerte para Manu Ginóbili y San Antonio, esta lesión le llegó durante un prolongado parate debido al fin de semana del All-Star Game, por lo que el escolta tendrá tiempo para descansar y recuperarse. Su próxima presentación volverá a ser ante los Nuggets, el 23 de febrero, en condición de visitante.

Pese a todas las dificultades, el conjunto texano se mantiene en la tercera colocación dentro de la Conferencia Oeste, con un registro de 35 victorias y 24 derrotas (al acecho aparecen los Minnesota Timberwolves, con una marca de 35 triunfos y 25 caídas).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar