Dom05202018

ActualizadoDom, 20 May 2018 1pm

El bahiense Guido Pella ganó el quinto punto y Argentina celebró una serie emocionante contra Chile

Fue 6-3, 7-6 ante Christian Garín. El equipo de Orsanic se clasificó al repechaje para volver al Grupo Mundial. La actuaciòn del bahiense fue decisiva para el triunfo nacional.

 

Hubo que sufrir. ¿Demasiado? Tal vez sí por los antecedentes y las actualidades de cada jugador. Pero tal vez no porque esto que vivieron los sanjuaninos por primera vez en su historia es la Copa Davis. Una sensación que vale la pena vivir.

Hubo que sufrir. Desde el arranque con el dobles que perdieron Máximo González y Guido Pella ante Nicolás Jarry y Hans Podlipnik por 6-7 (7-9), 7-5 y 6-3. Desde el paso intermedio con la victoria de Diego Schwartzman sobre el propio Jarry por 6-4 y 6-4. Y desde el capítulo final que escribió Pella sobre Christian Garín y que firmó con el 6-3 y 7-6 (7-3).

Hubo que sufrir para conseguir ese 3 a 2 y luego de atravesar seis horas y 25 minutos de un tenis intenso, sin un gran nivel pero con una dosis de emoción única. Todo comenzó a las 2 de la tarde de otro día luminoso y templado en San Juan. Todo terminó pasados 10 minutos de las 10 de una noche oscura y fresca en una ciudad que le regaló su fervor a la Davis.

Pudo haberlo cerrado antes Argentina y no obligarse a jugar un quinto punto si Pella hubiera acompañado mejor a González en el dobles y si la pareja argentina hubiera aprovechado el peor game de Jarry cuando el chileno sacó 4-4 en el segundo set y con dos doble faltas le dio dos break points a los locales. Pero los argentinos no lo aprovecharon y terminaron cediendo ante una dupla superior.

Después, Schwartzman aportó su categoría y su garra para igualar el resultado. El mejor jugador argentino de la serie puso su jerarquía al servicio del equipo y terminó desbordando a un rival agotado aún sin jugar su mejor tenis, sobre todo en el segundo parcial.

Y luego Pella -la apuesta de Orsanic casi desde el miércoles cuando decidió que Nicolás Kicker fuera el segundo singlista del primer día para que el bahiense estuviera fresco para un hipotético quinto punto-, sin rendir en su mejor nivel, terminó imponiendo su experiencia frente a un Garín que por momentos se vio desbordado por el compromiso. Y el escenario.

Argentina buscará ahora volver al grupo Mundial de la Davis cuando en septiembre juegue el repechaje. Seguramente con el ranking de la Federación Internacional de Tenis que se dará a conocer mañana (hoy está segundo detrás del campeón Francia y delante de Bélgica) será cabeza de serie lo que le permitirá tener un adversario mas accesible. Pero sólo en los papeles. Se sabe lo que es la Davis.

Y los argentinos lo saben más que nadie. Por eso se gozó tanto con la victoria ante los chilenos. Por eso se festejó tanto con ese baile y esa música que no paró de sonar hasta bien entrada la madrugada de un domingo de felicidad absoluta. (Clarin)

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar