Vie10192018

ActualizadoVie, 19 Oct 2018 11am

Se vienen tres días de paro docente y se resiente aún más la calidad educativa

Mañana arranca una nueva huelga del Frente Unido que agrupa a los gremios de los maestros en reclamo de mejoras salariales. Se va el ciclo lectivo 2019 y aún no hay acuerdo por los salarios. Se pierden días de clases y la pregunta: ¿Que nos queda para 2019?

Se va agosto y quedarán tres meses de clases en este 2018. Se va agosto y todavía el Gobierno y los docentes pelean en paritarias por el salario 2018 cuando ya casi tenemos encima el año 2019. Por eso las perspectiva de mejorar la calidad educativa es casi nula. Ya se perdieron más de quince días de actividades sólo por huelgas ante salarios magros y pésimas condiciones edilicias en los colegios píublicos, y también se perdieron horas de dictados de materias por absurdas amenazas de bombas y justos reclamos de alumnos que salen a pedir mejoras de los edificios donde estudian, los cuales tienen serias deficiencias edilicias.

Un combo realmente demoledor para la educación pública cuya calidad se cae a pedazos. Algo que advierten seguramente los gobernantes pero, al parecer, poco les importa. Un docente por un turno, unas seis horas de clases, cobra un salario promedio de $15.000 (por un cargo), y $24.000 (por un cargo y medio), informó www.eleditorplatense.com.ar

Hubo nueve reuniones paritarias y las nueve ofertas del Gobierno bonaerense fueron siempre rechazadas por los gremios por considerarlas insuficientes. En el medio, peleas judiciales con Roberto Baradel, cuyo gremio Suteba iba a ser multado por adherir al último paro de Ctera a nivel nacional, pero sin embargo la Justicia rechazó esa embestida del Gobierno de Vidal.

El Gobierno habla de la mala voluntad de los docentes para llegar a un acuerdo. Entonces ante cada medida de fuerza busca descontar el día de aquellos que se adhieren y eso, lógicamente, mete presión a los bolsillos flacos de los maestros.

Por su lado, los padres de los alumnos, ponen el grito en el cielo con razón, porque sus hijos cada día aprenden menos en las escuelas públicas. Un círculo tremendo y peligroso porque de aquí a unos años vamos a tener en la calle nenes que, en el mejor de los casos, sabrán sumar, restar y apenas dividir y multiplicar, y leer más o menos, por mencionar algunas deficiencias cuando se deteriora la calidad educativa de esta forma.

Es difícil buscar culpables, algunos les caen a los maestros, otros al Gobierno de turno, eso depende de las simpatías o el compromiso político de cada individuo.

Pero hay algo que es irrefutable, pues se derrumba a pedazos lo que los pibes aprenden dentro de los colegios, se cae como castillo de naipes, salen de la escuela sin una base sólida porque se pierden y se pierden días de clases.

Los docentes ganan poco, muy poco, tienen tremendas responsabilidades de enseñar y cuidar a los alumnos como si fueran sus hijos, y ganan muy poco. El Gobierno asegura que hay mala voluntad de los gremios porque considera que las propuestas de incremento salarial son "superadoras". En el medio se derrumba la calidad educativa. Se vienen tres días de paro, tres días menos para que los chicos puedan aprender, al menos aquellos cuyas familias no pueden pagar un colegio privado donde las huelgas se sienten con menor rigor que en los gratuitos.

LA ULTIMA PROPUESTA

La semana pasada, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires hizo la 9na propuesta tras 18 reuniones a los gremios docentes que contempla aumentar el sueldo básico y todos los componentes que lo conforman en un 19% (en agosto, no retroactivo) que junto al material didáctico da un 20,7% a septiembre y una nueva reunión en octubre. Pero la misma fue rechazada por el Frente Unidos Docentes que decretó un paro de 72 horas para los días 28, 29 y 30 de agosto.

"Fue rechazada porque no se traduce en un aumento salarial real y no prevé la aplicación de la cláusula gatillo, demanda presentada desde principio de las negociaciones y que cobra principal importancia por la inflación desatada en nuestro país", señalaron los sindicatos docentes, y agregaron: "Es seguir negreando nuestros salarios", señalaron en un comunicado

Desde el mes de noviembre hubo 17 reuniones y 8 propuestas paritarias, todas diferentes y "superadoras de la anterior" según el Gobierno. Pero sin embargo los gremios han vuelto a rechazarla por considerarla "insuficiente".

La reunión se realizó en el ministerio de Economía en La Plata, con la presencia del ministro de Economía, Hernán Lacunza, el de Trabajo, Marcelo Villegas, el de Asuntos Públicos, Federico Suárez y el de Educación, Gabriel Sánchez Zinny.

Con esta propuesta, los sueldos de cada docente, cualquiera sea su cargo y antigüedad se incrementen un:

* 5%desde enero.
* 8% desde marzo.
* 10%desde Mayo.
* 13% desde junio.
* 15%desde julio.
* 20,7%a partir de agosto (19% por agosto más material didáctico)

De esta manera, el salario inicial de un docente ingresante pasará de $12.500 a $15.085 registrando un aumento total del 20,7% y el salario promedio pasará de $24.659 a $29.659 acumulando un aumento del 20,3% (esto contempla 1 cargo y medio que representa al docente promedio), según fuentes extraoficiales.

Como no fue aprobada por los gremios esta últimas propuesta, se indicó que "en septiembre se abonará el sexto anticipo que consistirá en un 19% para el mes de agosto y que con el material didático asciende a 20,7%."

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar