Mié04082020

ActualizadoMar, 07 Abr 2020 5pm

Cuántas camas de internación y cuántos respiradores tiene la Provincia para enfrentar la pandemia

Una de las mayores preocupaciones de la población y ocupación por parte de las autoridades gubernamentales en todos sus niveles administrativos es si el país, la provincia de Buenos Aires y los municipios están realmente preparados para hacer frente a la pandemia. Juan Riera, Director de Hospitales de la Provincia, dio la respuesta con números detallados esta mañana en Todo no se Puede por LA CIELO 103.5.

 

Según explicó Riera, la Provincia “tiene la estructura hospitalaria más grande de la Argentina” con 77 hospitales y un stock de 14 mil camas. Sin embargo, mencionó que se atraviesa un lógico proceso de reconversión de lo que eran camas generales a camas de una persona, informó www.infocielo.com

Así entonces, de la plaza total que tenía la Provincia que “eran alrededor de 760 camas de unidades críticas, se pudieron sumar unas 980 camas más, que solo requerían respirador, monitor y existía el espacio donde poder operativizar esa cama”. Pero además, hay que contar a los entre 225 y 230 hospitales municipales que se suman al plantel bonaerense.

Ahora bien, Riera explicó que para atender a pacientes infectados se necesitan las denominadas “cama operativas”, esto es “cama para ventilar a una persona”, las que se usan en terapia intensiva. “Las camas de cuidados críticos de los hospitales municipales son aproximadamente 560 camas que, con la misma indicación que se hizo desde los provinciales, están ampliando su cantidad de camas críticas a 927 camas más”.

Pasando en limpio: Entre camas de hospitales públicos (provinciales y municipales) se suman alrededor de 1.600 camas.

Empero, “la provincia compró 500 camas mas que se van a sumar a los hospitales modulares y a las Unidades de Pronta Atención (UPA), o sea que le plantel provincial sumaría 2200 camas, y si le sumás las que ofrecen los municipios, ya están en 3.300 camas”.

Por otro lado, Riera habló de la disponibilidad en cada establecimiento sanitario: “Del stock de camas que teníamos cuando ingresamos, el porcentaje de ocupación anda entre el 70% en el AMBA, y en hospitales más del interior, la tasa es un poco menor, anda en un 50%”, pero “si sumás las 2 mil que ofrece el privado podemos contar con camas de cuidados intensivos podemos estar alrededor de 3.500, 4 mil”.

Por supuesto, un factor fundamental es lo que aportan los privados. “Si vos sumás de stock total de camas de cuidados intensivos provinciales y privados te da 5 mil camas, el privado tiene 2 mil, el sector publico tanto municipal como provincial tiene 3.100. Cuando me preguntas cuales están disponibles, por la tasa de ocupación te quedan algunas menos”, así “de 5 mil quedarán 3.500 camas”.

El abastecimiento se da en coordinación con autoridades nacionales, ya que en conjunto se trabaja para salvaguardar la salud de los argentinos y prevenir el colapso por la pandemia. Tal es así, que desde el ministerio de Salud nacional además de entregar 500 nuevas camas de terapia intensiva, 400 monitores multiparamétricos y más de 9.500 determinaciones para diagnósticos del virus, además de otros insumos, serán distribuidos en las próximas horas en los sanatorios de la provincia.

Respiradores automáticos
La Provincia también se prepara para la posible aparición de numerosos pacientes con neumonía y problemas respiratorios debido al COVID-19, por lo que, además de camas otro factor importante es contar con el stock suficiente de respiradores artificiales.

El problema es que, “como la pandemia empezó en China, mucho stock se vendió antes, hay importadores que han vendido el stock entre enero y febrero”, contó el Director de hospitales bonaerense en LA CIELO.

Por eso, “el ministerio de Salud salió a comprar la mayor cantidad, la Nación adquirió la mayoría de los respiradores del mercado, y la provincia todos los que pudo comprar, eso nos permitió que cada cama operativa tenga su respirador”, relató.

En detalle: “Provincia adquirió aproximadamente 400 respiradores y 500 camas. O sea que se ponen operativas porque vos tenés que tener un respirador para ponérselo a la cama”, y siguió: “Igual había un stock importante de respiradores en la Provincia que se están operativizando, que había cuestiones menores que había que arreglar”.
Casos críticos

Por último, Riera destacó la importancia del aislamiento. “Lo que hay que evitar es que sistema no se sobresature, porque si se sobresatura no hay respirador que te alcance, como les pasó a los españoles, le paso a los italianos”.

En este punto, aclaró: “Del 100% de los casos contagiados sólo el 20% hace formas moderadas, es decir que la persona puede tener fiebre alta, sentirse desmejorada y demás; de ese 20% tenés un 5% que hace formas más graves pero que no requieren respirador. Solamente el 2,5% va a requerir respiración asistida”, y agregó: “De ese 2,5% que requiere respirador, no es que el respirador cura un 100%. Un 50% no tiene éxito, para tenerlo en cuenta. Cuando vas a las tasas españolas e italianas veras que las personas fallecidas estaban intubadas con un respirador”.

Por eso, “estos números son interesantes para pensar por que nos cuidamos, nosotros nos cuidamos porque vayamos a tener una enfermedad grave, nos cuidamos porque si nosotros transmitimos vamos a pasar una enfermedad a una persona que tenga las condiciones para desarrollar ese cuadro. Te cuidas vos porque estas cuidando al otro”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar