Dom08192018

ActualizadoDom, 19 Ago 2018 11am

Francisco explicó cuál debe ser el rol de un intendente: "Mediador, no intermediario"

Fue al recibir a miembros de la Asociación Nacional de las Comunas Italianas. El Papa aprovechó la ocasión para hablar del "sano cansancio de un alcalde" y de por qué éste debe ser "mediador, no intermediario"

La asociación cuya misión es representar y apoyar a las autoridades comunales fue recibida por el Papa en audiencia privada hace unos días. Francisco aprovechó la ocasión para improvisar una breve exposición sobre el sentido de la tarea de un intendente.

"No se entiende un alcalde que no esté en el medio de la gente, porque debe ser un mediador", les dijo el Papa. Y definió ese término como "el que está en el medio, el que obra por la unidad y la paz".

De inmediato precisó que no debía confundirse mediador con intermediario. Insistió en diferenciar ambos conceptos al expresar su deseo de ver a cada jefe comunal preferir ser un mediador –uno que "paga" con su propia persona el hacer avanzar las diversas soluciones a las necesidades de su pueblo-, antes que "un intermediario, que explota las necesidades de las partes y toma una parte para sí mismo". "Como el que tiene un negocio chico y el que lo provee toma de aquí y de allá; ese intendente, si existe, no sabe qué es ser un intendente", ejemplificó.

Sano cansancio

"¿Y cómo se siente un intendente después de su jornada de trabajo? ¿Cansado pero feliz de haber cumplido plenamente con su deber al servicio de la colectividad, o tal vez menos cansado y con la conciencia menos tranquila por haberse aprovechado de su posición para fines personales?", preguntó Francisco.

El que fue realmente mediador, el que se entregó de lleno al servicio, "después del tiempo consagrado a su tarea, ese hombre, esa mujer, terminan cansados, con ganas de reposar un poco, pero con el corazón lleno de amor, porque han sido mediadores".

"Y esto es lo que les deseo a ustedes: que sean mediadores. En medio del pueblo, para hacer la unidad, la paz, para resolver los problemas y las necesidades de la gente".

Esta es la "espiritualidad" del Intendente, dijo Francisco. "Miren a Jesús: él no era intendente pero la imagen les puede servir", bromeó.

"A Cristo, dice el Evangelio, la multitud lo apretujaba tanto que casi no podía respirar", recordó Francisco. "Así debe ser un Intendente, con su gente, porque esto signficia que el pueblo, como a Jesús, lo busca, porque él sabe responder. Les auguro esto. Cansancio, en medio de vuestro pueblo, y la gente los busque porque sabe que ustedes responden bien", subrayó.


El recuerdo de un benefactor de la familia Bergoglio


Francisco también puso como ejemplo de esta proximidad con la gente al cardenal Michele Pellegrino –que había sido mencionado al inicio de la audiencia por el alcalde de Torino, Piero Fassino-. Durante los años en que dirigió la arquidiócesis del Piemonte (1965 a 1977), Pellegrini se relacionó con la familia Bergoglio.

"En la posguerra –recordó el Papa- fue él quien ayudó a mi familia a encontrar trabajo. Fue un bello gesto, el suyo. Hay que recordar a estos hombres y mujeres de Iglesia –párrocos, monjas, laicos- que sabían caminar con su pueblo, en el seno del pueblo. Esa es un poco la identidad de un alcalde".

El Papa concluyó el encuentro agradeciéndoles por "lo que hacen" y, como es su costumbre, se despidió de los alcaldes pidiéndoles que rezaran por él.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar