Jue01182018

ActualizadoJue, 18 Ene 2018 2am

Viedma: enojado por quedar preso, le arrojó un vaso de vidrio al fiscal y lo hirió

El hecho tuvo lugar ayer en una de las salas de audiencias del Poder Judicial. El acusado es el mismo que hace unos días habría generado una red de contactos para saquear supermercados. Ahora, pesan sobre él dos causas.

 

Un hecho de suma gravedad se produjo en el me­diodía de ayer jueves en una de las salas de audiencia del Poder Judicial, cuando el acu­sado del delito de instigar a los saqueos escuchó de voz del juez la decisión de conti­nuar detenido, al menos por 15 días más, debiendo pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo en prisión, informó www.noticiasnet.com.ar

Antes de ser esposado y reti­rado por la Policía, tomó un vaso de vidrio que estaba so­bre el escritorio, y se lo arrojó al fiscal de la causa, provo­cándole algunas heridas menores.

El contexto previo

El fiscal Juan Pedro Peralta había formulado cargos con­tra un hombre acusado de ha­ber incitado a realizar saque­os.

Por pedido de la Fiscalía que­dó detenido preventivamente durante 15 días, situación que dio paso a una agresión con­tra el Fiscal protagonizada por el acusado.

Según la acusación, el 19 de diciembre pasado el imputado creó un grupo de whatsapp denominado “Saqueo Navide­ño”, del que era administrador y agregó a más de 30 participantes, a los que incitó a reali­zar saqueos.

El funcionario judicial requi­rió entonces la prisión pre­ventiva por el término de 15 días, al considerar que existí­an riesgos procesales.

El juez Favio Corvalán hizo lugar a lo requerido por la Fis­calía disponiendo la prisión preventiva por el término de 15 días, valorando las graves características del hecho y del
delito por estar emparentados a otros delitos más graves.

Molesto por la decisión, el imputado tomó el vaso de vi­drio, con agua, y lo arrojó vio­lentamente contra el estrado ubicado exactamente al frente de él.

El estallido de los vidrios provocó la conmoción de los presentes, y heridas de consi­deración leve no solo en el fis­cal, sino también en un perio­dista ubicado muy cerca de la escena del hecho.

Como consecuencia de esos acontecimientos, la situación procesal del imputado se agravará, no solo por la ac­ción física de arrojar un objeto peligroso, sino por las amenazas verbales que profirió al momento de ser retirado.

Según se supo ayer, la Fisca­lía, con otra composición, ge­neró una nueva causa y se re­alizará en breve la audiencia para la formulación de cargos, esta vez, por la agresión y las amenazas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar