Dom08192018

ActualizadoDom, 19 Ago 2018 11am

En medio del ajuste, Villarino busca pasar de capital de la cebolla a polo energético ambiental

El intendente de Villarino encaró un plan a largo plazo para transformar el perfil productivo de uno de los distritos más alejados de la Capital bonaerense. Además, implementó planes para frenar el avance del desierto patagónico. 

 

El intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, gobierna desde hace dos años un distrito que tiene características geográficas muy especiales. En primer lugar, se ubica a casi 700 kilómetros de la capital de la Provincia, bien al sudoeste. En segundo, tiene una considerable extensión territorial -es el más grande, después de Carmen de Patagones- y su población está diseminada en en cinco localidades, distantes a decenas de kilómetros una de la otra.

Villarino, como todo lo que linda con la Patagonia, enfrenta las dificultades de mantener un perfil productivo frente al avance del desierto. Y, como cualquier municipio, busca reconvertir su perfil productivo para ofrecer más y mejores alternativas de empleo.

Claro que, sostener esas políticas, muchas veces se vuelve más complicado a partir de decisiones de la Provincia y de la Nación, como el intento por quitar impuestos a las facturas de luz, que impacta sobre las cuentas municipales y el inminente ajuste que pedirá el FMI, y que, se presume, impactará de las comunas.

La quita del 6 por ciento que va a los municipios, para nosotros son 7 millones de pesos anuales. Al acortarse eso se resienten los servicios. Uno no es mago y el vecino pide que el alumbrado esté en condiciones. Tampoco va a impactar demasiado en las facturas que recibe el vecino.
Se trasladan las obligaciones a los municipios, les tenemos que hacer frente, pero sin los recursos se hace sumamente difícil.

Hay una mirada de largo plazo que tiene que ver con la creación de una Agencia Ambiental de Energía Renovable, que articula con el EStado y los privados, para que las posibilidades de trabajo, que es una problemática en cualquier distrito del interior, encuentre un desarrollo y un crecimiento a partir de posicionar al municipio como un municipio verde y sustentable.

Tenemos dos producciones emblema: una es la cebolla y el ajo, además de la ganadería tradicional. Pero esto le da otro perfil al distrito: estamos por inaugurar el primer parque eólico, de La Castellana, con 32 molinos. En cuatro meses comienza la construcción de un segundo parque. Y en tres meses, ya está adjudicado y licitado, vamos a construir la primera planta de biogás, que significa un aporte de Villarino al Interconectado nacional.

Un trabajo articulado con Desarrollo Social, Transporte, el INTA y el Municipio ha permitido reforzar el vivero forestal y trabajar con cortinas forestales sobre las rutas nacionales que circundan el distrito. Son 9 en total, que nos ayudan en la lucha contra la desertificación. (Infocielo)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar