Lun10222018

ActualizadoLun, 22 Oct 2018 9am

Villa Iris volvió a marchar para pedir que expulsen del pueblo al asesino de Viky y Horacio

Vecinos de Villa Iris se movilizaron para reclamar contra la presencia de Gustavo Ravainera en el pueblo, quien fue condenado a perpetua por asesinar a una pareja.

 

Al canto de "Que se vaya/que se vaya" y con carteles, más de un centenar de habitantes de la localidad de Villa Iris, volvió a manifestarse para repudiar la presencia en el pueblo de Gustavo Javier Ravainera (49), autor de un doble homicidio.

Está alojado allí, en la casa de su hermana, desde el fin de semana pasado, luego de que un juez de Bahía Blanca le otorgara el beneficio de la prisión domiciliaria, por padecer una enfermedad terminal.

En diciembre de 2007, el Lagarto Ravainera fue condenado por el doble crimen de María Victoria Chiaradía y Héctor Iglesia Braun, ambos de 19 años, ocurrida en Bahía Blanca en el año 2000. El 27 de agosto de ese año, los novios desaparecieron y fueron hallados el 4 de septiembre, muertos de dos balazos, en un campo de Coronel Suárez. Hubo masivas marchas para pedir por el esclarecimiento del doble homicidio.

Por el hecho, la justicia condenó en 2003 a tres hombres por instigar al robo del auto en el que se movilizaba la pareja, para vender las autopartes. Cuatro años más tarde, le aplicó a Ravainera la prisión perpetua por el homicidio, en un nuevo juicio, al que había llegado junto a otros dos acusados que terminaron sobreseídos. Hasta la semana pasada, estuvo alojado en la Unidad Penal 4 de Villa Floresta en Bahía Blanca, desde la cual presentó media docena de solicitudes, a través de su abogado, para gozar de la prisión domiciliaria.

De la movilización, que partió desde la ex terminal de ómnibus y siguió a una realizada ayer, participó un enviado del intendente Facundo Castelli, quien se encuentra en La Plata.

El funcionario marchó junto al delegado y un centenar de vecinos que esta semana hicieron sentir su desagrado por la presencia de Ravainera, a través de las redes sociales, con afiches y mensajes en el que rechazan la presencia de Ravainera en el pueblo, de unos 2.000 habitantes.

También difundieron una nota enviada a Lisando Koller, presidente del Concejo Deliberante de Puan, distrito al que pertenece Villa Iris, en la que piden que haga gestiones para que se revierta la decisión tomada por el juez de Ejecución Penal de Bahía Blanca Claudio Brun, quien dejó ir a Ravainera, junto a una pulsera electrónica.

"Nuestra querida localidad se caracteriza por su tranquilidad y la seguridad en sus calles que nos permite, entre otras cuestiones, criar a nuestros hijos en un ámbito de extrema libertad", destaca el texto leído durante la movilización.

"Ante el peligro inminente de que esas condiciones se vean alteradas, hemos tomado diferentes medidas que no hacen más que demostrar la solidaridad y el sentido de vecindad que caracteriza a nuestro pueblo" , agrega.

Durante la marcha, los vecinos remarcaron que la presencia su preocupación con el domicilio en el que está alojado Ravainera, ya que vive a metros de una escuela y un jardín. (CAFEXMEDIO y Clarín)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar