Dom09232018

ActualizadoDom, 23 Sep 2018 2am

El vínculo de un diputado provincial kirchnerista con Vial Agro, la constructora que aparece en los cuadernos

En su testimonio frente a Claudio Bonadio, del ex hombre fuerte a Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, mencionó como integrante del Club de la Obra Pública kirchnerista a Vial Agro, una de las principales contratista de obra del sur bonaerense.

 

Vial Agro es propiedad del empresario Pablo Quantín quien gracias a su vínculo con Carlos 'Cuto' Moreno supo ser el mandamás de la obra pública en la Sexta Sección, en particular en Tres Arroyos.

Como adelantó LPO, Vial Agro participa de un consorcio que se adjudicó el llamado Corredor A (rutas 3 y 226 por un total de 700 kilómetros), junto a las firmas Paolini Hnos y la empresa italiana INC SpA. Se sabe que el gobierno nacional trabaja para evitar que se caigan esos contratos de de Participación Público-Privada (PPP). Es que la crisis económica y el escándalo de los cuadernos tuvieron un fuerte impacto en esos contratos.

Una fuente con armado político en la Sexta Sección asegura que el vínculo entre Quantín, Moreno y el intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, es muy fuerte. "Son indivisibles", dice y agrega durante el gobierno anterior, en esa localidad del sur Vial Agro se quedó con el 80% de la obra pública.

La mitad de los PPP están en riesgo por los cuadernos y la suba de tasas

Hay un dato de color que grafica ese vínculo. En la campaña de 2009, Néstor Kirchner encabezó un acto en el gimnasio del club Costa Sud de Tres Arroyos y en el escenario estaba el propio Quantín. Esa imagen del empresario a metros de Kirchner generó un fuerte malestar en varios sectores de ciudad.

Durante años, Moreno fue el hombre de confianza de Néstor en la cámara de Diputados. En paralelo, su vínculo con Julio De Vido y con Vial Agro le permitió bajar al sur de la provincia las obras más importantes.

Tras la derrota de 2015, Moreno recaló en la Legislatura bonaerense. En 2017 ocupó el primer lugar en la lista de diputados de Unidad Ciudadana. Desde allí -en un bloque por momentos sin control- defiende a la gestión de los años kirchneristas.

En cuanto a Quantín -quien además es titular de la delegación Bahía Blanca de la Cámara Argentina de la Construcción-, con la llegada de Cambiemos al poder buscó un acercamiento hacia María Eugenia Vidal y en una jugada pensada no dudó en denunciar a la UOCRA de Bahía Blanca cuando ya Juan Pablo 'Pata' Medina estaba en cárcel.

Por esos días, el titular de Vial Agro recibió el apoyo de la Gobernadora y su testimonio en la Justicia fue clave para descabezar a la cúpula sindical que por estos días aguarda el juicio oral por asociación ilícita y extorsión.

Pero Quantín arrastraba una causa penal por presuntos sobreprecios e irregularidades administrativas en una obra de pavimento realizada entre 2008 y 2009, con fondos de la Nación, por un valor de 27 millones para el municipio de San Antonio Oeste (Río Negro).

En 2015, el juez penal Favio Igoldi dispuso procesamiento del titular de la constructora Vial Agro. El diario Río Negro cita fragmentos del expediente -que ahora está en la Justicia Federal- y asegura que incluye un peritaje donde se identificó un perjuicio al erario público de más de 5.000 millones de pesos después de "la existencia de sobrecostos y ejecución en forma deficiente, utilizando adrede menos materiales de lo especificado técnicamente en detrimento de los costos por los cuales se los contrató".

Ya sin el vínculo directo con el gobierno, como supo tener en los años que Julio De Vido y José López digitaban la obra pública, Quantín enfrenta problemas en su propio territorio: Tres Arroyos.

Aún sin llegar al terreno judicial, Quantín enfrenta por estas horas otra dificultad, en su propio territorio, Tres Arroyos. El gobierno nacional rescindió el contrato con el municipio para la realización de la obra de pavimentación de 108 cuadras, obra que debía hacer Vial Agro.

Fuentes de Tres Arroyos aseguran que el empresario y el intendente Sánchez simularon un enfrentamiento mediático. Quantín amenaza con una acción judicial contra el gobierno nacional, pero también contra el alcalde.

El empresario apela además al Concejo Deliberante para que el cuerpo busque una solución al problema. Sin embargo, ahí no encontró demasiado eco: "En los años de De Vido, López y el Cuto Moreno, Quantín nos pisaba. Ahora que no venga a pedirnos nada", dijo a LPO un edil de Tres Arroyos. (La Política Online)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar