Jue01282021

ActualizadoJue, 28 Ene 2021 12am

A las 400 vacunas perdidas en Olavarría les habrían cortado el frío en forma intencional

La cámara de seguridad que controla el termómetro del freezer donde estaban las Sputnik V se cortó justo en el momento en que disminuyó la refrigeración. “Evidentemente, algo ahí se ha manipulado” porque “no hubo cortes de luz”, explicó el director de hospitales bonaerenses, Juan Sebastián Riera.

 

El director de hospitales bonaerenses, Juan Sebastián Riera, reveló que una de las “irregularidades” que se detectaron en el hospital de Olavarría, donde se perdieron 400 Sputnik V por un corte de la cadena de frío, fue una falla en la cámara de seguridad que vigilaba el termómetro del freezer donde las vacunas estaban guardadas.

“Evidentemente, algo ahí se ha manipulado” porque “no hubo cortes de luz”, indicó el funcionario. El fiscal del caso no descartó que se tratara de “un atentado”.

De esta manera, el gobierno provincial ratificó su interés por develar cuáles fueron las razones por las que debieron descartarse esas dosis que estaban guardadas en el Hospital Oncológico de Olavarría para ser inyectada en el personal sanitario de ese distrito, gobernado por el intendente del PRO, Ezequiel Galli, informó www.pagina12.com.ar

Para esto, Riera viajó esta mañana hasta esa localidad con información de que se detectaron “muchas irregularidades” en el manejo de las vacunas rusas, cuestionadas por un sector de la oposición de Juntos por el Cambio. Hasta el momento, la información indica que lo que ocurrió “no termina de cerrar para (que el hecho haya sido) un accidente”, dijo el funcionario.

Las vacunas estaban guardadas en freezer conectados a grupos electrógenos que arrancan automáticamente cuando no hay energía eléctrica del tendido público, y cada uno de esos aparatos de enfriamiento tienen una cámara de seguridad que controlan los relojes de temperaturas.

Sin embargo, los registros indican que “en un momento de la madrugada (del lunes) se corta la cámara que está enfocando el termómetro y se pierde la temperatura azul (que marca el frío). Evidentemente algo ahí se ha manipulado”, afirmó el director de hospitales durante una entrevista por Radio 10.

De hecho, “a primera hora del lunes se constata una temperatura elevada” en los freezer, como si no estuviesen funcionando, dijo Riera. Lo notable, añadió, es que “no hubo cortes de luz”. Por eso, hasta el momento todo indica que habrían ocurrido hechos “de gran gravedad”.

Lo que “ahora estamos haciendo es ver las cámaras de seguridad de los pasillos” del hospital, a fin de controlar la actividad y ver quiénes ingresaron a la zona donde estaban las vacunas, agregó Riera. “Queremos saber qué sucedió y que se establezcan las responsabilidades del caso”, sentenció.

El caso es investigado a través de una investigación sumarial pedida por la Provincia, que originó además una denuncia penal. Al respecto, el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino, no descartó que el motivo por el que se perdieron 400 dosis de Sputnik V podría tratarse "de un atentado".

La denuncia fue radicada por la directora del Hospital Oncológico en la Fiscalía N° 10 de Olavarría. Según el fiscal, en ese centro de salud había unas 450 dosis -90 ampollas, cada una de las cuales contiene 5 dosis- que debían permanecer "a una temperatura de entre -18 y -40 grados".

"Ayer a la mañana, se encontraron con que la graduación del freezer estaba en 26 grados, con lo cual había que descartar 400 dosis porque perdieron la cadena de frío", precisó.

El fiscal explicó que "se está investigando si fue algo del orden de una falla eléctrica en el freezer o un atentado". Aseguró que "se analizan las dos opciones" y añadió que "para eso se tomó rápidamente la denuncia y la fiscal enseguida comenzó las actuaciones".

Además, contó que se realizarán pericias técnicas "respecto del freezer" y puntualizó que se analizarán las cámaras de seguridad "para ver quién ingresó al lugar el fin de semana" y determinar si se manipuló ese artefacto. Asimismo, aseguró que "no hay nadie en particular investigado sino toda la institución, todas las personas que tenían acceso a ese lugar".

"Si termina siendo un artículo 205 (del Código Penal), va a pasar a la Justicia federal", aclaró en alusión a la posibilidad de que se trate de un atentado para perjudicar la campaña de vacunación contra el coronavirus.

Como consecuencia de este hecho, el Ministerio de Salud bonaerense debió reprogramar la aplicación de la vacuna para el personal de salud de Olavarría. A las dosis afectadas "decidió retirarlas y reestructurar la vacunación del distrito, derivando al personal de salud que debía recibir las vacunas a los municipios vecinos".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar