Una por una, la efectividad de las tres vacunas que se aplican en el país

El Ministerio de Salud publicó un estudio sobre la efectividad de cada vacuna para disminuir la mortalidad en mayores de 60 años. Los resultados.

 

Mientras avanza la campaña de vacunación contra el coronavirus en todo el país, el Ministerio de Salud de la Nación difundió un estudio que revela la efectividad en la reducción de mortalidad por covid-19 de cada vacuna que se aplica actualmente en el país.

El relevamiento se hizo sobre mayores de 60 años y abarca tanto a la Sputnik V como a la AstraZeneca y la Sinopharm. Para obtener los resultados preliminares, se analizaron más de 740 mil casos sospechosos de las 24 jurisdicciones entre el 1 de enero y el 22 de junio de 2021.

Según los datos del estudio, las tres vacunas que se aplican hoy a través del Plan Nacional de Vacunación disminuyen en más de un 80 % el riesgo de mortalidad con el esquema completo de dos dosis.

Al discriminar por vacuna, se observa que la Sputnik tiene una efectividad con 2 dosis del 93,3%; la de AstraZeneca, del 88,8%; y la de Sinopharm, del 84%.

Con una sola dosis, en tanto, la efectividad para reducir la mortalidad por coronavirus en mayores de 60 años es de 74% para Sputnik V; 79,5% para AstraZeneca; y 61,6% para Sinopharm.

El documento aclara que la efectividad de la primera dosis es mayor en las vacunas basadas en vectores virales no replicativos (AstraZeneca y Sputnik) y menor para todas las dosis en las personas de 80 años y más.

¿Cómo se hizo el estudio?
Según se explica en el informe, se incluyeron en el estudio personas de 60 años y más, notificados al sistema nacional de vigilancia de la salud como casos sospechosos de COVID-19, macheando con el estado de vacunación de cada persona (datos obtenidos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado).

El relevamiento se hizo en dos etapas:

La primera consistió en un diseño test-negative case control (casos y controles de diagnóstico negativo), que permitió estimar el efecto de la vacunación en todos los casos sospechosos notificados al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) y sobre estos se discriminó entre los que resultaron con diagnóstico para SARS-CoV-2 detectable y no detectable.

En una segunda, se realizó un estudio longitudinal retrospectivo que permitió evaluar la letalidad entre los casos confirmados.