sáb. 2 de marzo de 2024
Bahía Blanca:
El tiempo - Tutiempo.net
Seguirá en libertad

Condenaron al adiestrador de perros Marcos Herrero por plantar pruebas falsas en Mendoza

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El rionegrino fue condenado a 8 meses de prisión condicional. El hombre fue contratado en casos policiales resonantes en todo el país, entre ellos, el Caso Facundo.

La Justicia de Mendoza condenó al polémico perito Marcos Herrero –el especialista en búsqueda de personas y rastreos con perros de Río Negro que trabajó en varios casos resonantes de todo el país- por haber plantado pruebas Potrerillos, cuando fue contratado por la familia de Viviana Luna, para buscar a esta mujer desaparecida en 2016.

Esta mañana los jueces Luis Correa Llano, Ramiro Salinas y Ariel Spektor le fijaron una pena de 8 meses de prisión condicional por los delitos de “falsa denuncia, falso testimonio, usurpación de títulos y encubrimiento simple”.

Herrero escuchó la sentencia desde su casa, en la ciudad de Viedma, donde reside actualmente, luego de que se le dictara la prisión domiciliaria en ese lugar.

Durante los alegatos, los fiscales Fernando Guzzo y Gustavo Pirrello habían solicitado una pena de 1 año y 4 meses de prisión de cumplimiento condicional por los delitos de: falsa denuncia, falso testimonio, encubrimiento y usurpación de títulos y honores.

En tanto que desde la defensa el pedido había sido por la absolución de Herrero, sosteniendo que durante el debate no se produjeron pruebas contundentes contra su cliente.

Las pruebas que, inicialmente, sostuvieron la condena fueron escuchas telefónicas, testimonios de personas que trabajaron en la búsqueda que advirtieron la implantación de pruebas en un lugar que había sido requisado con anterioridad por la policía.

Pero lo fundamental fue el Laboratorio de Huellas Genéticas de Mendoza que determinó dos situaciones graves: a) que los huesos hallados en Potrerillos –restos pertenecientes a un hombre- son iguales a los que el rastreador encontró en San Cruz en otra búsqueda y b) que esas dos muestras están contaminadas por ADN Herrero.

Es decir que Herrero llegó a Mendoza con esos restos óseos para, burdamente, hacerlos pasar por restos de Viviana Luna. Además, estos huesos se cotejaron con otros que Herrero también había “encontrado” en Río Gallegos durante la búsqueda de otra mujer desaparecida y el resultado indicó que todos pertenecían a un mismo cadáver: el de un hombre.

El conocido rastreador vino a la provincia contratado por los familiares de Viviana Luna y luego también fue convocado para que buscara a Abigaíl Carniel (18), desaparecida en Las Heras en abril de 2021.

El 29 de setiembre de 2021 él y sus perros, en un hotel abandonado ubicado en la calle Los Cóndores, a metros del último lugar donde vieron con vida a la mujer, el “perito” y sus canes hallaron – en solo media hora- parte de un cráneo quemado. Además, apareció parte de un monedero y unos papeles donde se señalaba a personas reconocidas en distintos ámbitos de la provincia y se hablaba de un presunto caso de trata de personas. (Los Andes)

300x250 profertil