sáb. 20 de abril de 2024
Bahía Blanca:
El tiempo - Tutiempo.net
Inflación por las nubes

Según el CREEBBA, en abril una familia bahiense necesitó más de $222.000 para no ser pobre

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) necesaria para cumplir con los requerimientos alimentarios de una familia tipo 2 (padre, madre y dos hijos en edad escolar) se ubicó en $ 102.132, exhibiendo un aumento del 10% con respecto al mes anterior.

La Canasta Básica Total (CBT) para la misma familia alcanzó los $ 222.648, que son necesarios para cubrir sus consumos básicos, tanto alimentarios como no alimentarios, y así superar el umbral de pobreza.

En el mes de abril, el aumento en la canasta básica alimentaria se explica principalmente por alzas del 31,3% en carne de ave fresca, 17,3% en verduras, tubérculos y legumbres frescas, 16% en huevos y 15,5% en aceite mezcla. También se observan incrementos en quesos duros (10,9%), arroz (10,3%), yerba mate (10,1%), leche fresca
(9,9%), cerveza (9,6%) y yogurt y postres lácteos (8,9%).

Por su parte, los bienes no alimentarios registraron aumentos del 34% en electricidad, 16,5% en calzado para mujer, 12,6% en ropa exterior para mujer, 11,9% en ropa exterior para hombre, 10,5% en telefonía, internet y comunicaciones, 9,7% en ropa interior para hombre y 9,4% en electrodomésticos.

En abril el Índice de Precios al Consumidor (IPC) CREEBBA aumentó un 8,1% respecto al mes de marzo, igualando la variación de dicho mes. De este modo, la variación en comparación a igual mes de 2022 fue del 106,3% y el acumulado anual se ubicó en 32,2%.

Durante el mes de abril, en Bahía Blanca, el mayor aumento a nivel capítulos fue en Indumentaria, con un alza del 12,8%. El mismo respondió a incrementos del 18,6% en calzado deportivo, 16,5% en calzado para mujer, 12,6% en ropa exterior para mujer, 11,9% ropa exterior para hombre y 9,7% en ropa interior para hombre.

Vivienda se ubicó en segundo lugar con un incremento del 9,9%, como consecuencia de las variaciones en electricidad (34,0%), alquiler de la vivienda (6,0%), servicios sanitarios, gas y otros combustibles (5,0%) y materiales y mano de obra (4,8%).

Alimentos y bebidas, el capítulo de mayor ponderación, registró una expansión del 8,8% durante abril. Los mayores incrementos corresponden a carne de ave fresca (31,3%), helados (17,4%), verduras, tubérculos y legumbres frescas (17,3%), huevos (16,0%), aceite mezcla (15,5%), frutas secas y en conserva (11,9%), quesos duros
(10,9%), arroz (10,3%), yerba mate (10,1%), leche fresca (9,9%), cerveza (9,6%), yogur y postres lácteos (8,9%) y masas precocidas y tapas (8,7%).

Respecto a los precios de la canasta de veinte variedades básicas de alimentos en la ciudad (cuadro 5), los productos que más subieron fueron tomate (81,9%), naranja (67,5%), pollo (43,2%), yerba (19,3%) y arroz (19,0%).

En tanto las principales bajas se presentaron en manzana (-8,4%), harina de maíz (-4,1%), agua mineral (-2,1%), harina común de trigo (-1,6%) y papa (-0,9%).

300x250 profertil