mié. 21 de febrero de 2024
Bahía Blanca:
El tiempo - Tutiempo.net
Orgullo bahiense

Un científico de la UNS se encuentra en el top 1000 en Ciencias Económicas

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El ranking de Research.com destacó al doctor Marcelo Avena, docente del Departamento de Química de la UNS e investigador del Instituto de Química del Sur, dependiente de esta casa y el CONICET.

Como todos los últimos años, la plataforma Research.com ha definido y publicado el Top 1000 para científicas y científicos en diversas áreas disciplinares. En el campo de las ciencias químicas figura el doctor Marcelo Avena, docente del Departamento de Química de la UNS e investigador del Instituto de Química del Sur, dependiente de esta casa y el CONICET.

Sólo 24 argentinos se ubicaron en este ranking que se establece en base al impacto de los trabajos que publican en revistas especializadas. En el mundo de la ciencia este impacto se mide por la cantidad de veces que dichas investigaciones son citadas por otros científicos y científicas.

El doctor Avena es bioquímico y doctor en Ciencias Químicas. Es Investigador Principal del CONICET y profesor titular de la mencionada unidad académica. Su campo de trabajo es la química de superficies. “Siempre me interesó la temática ambiental, y por eso mi área es la química básica de sistemas inorgánicos ambientales. Mi especialidad es la química de superficie de sólidos cuando están en contacto con un medio acuoso, y en el ambiente. Es el caso de las arcillas, los óxidos, los sedimentos en ríos, lagos y aguas subterráneas. Es la superficie de esas partículas sólidas la que juega un papel muy importante en procesos de adsorción, desorción y movilización ambiental de contaminantes, nutrientes, etc”, explicó.

Agregó además que su trabajo se realiza en gran medida con estudios de glifosato, contaminantes emergentes como cafeína, antibióticos, tetraciclina, y con sustancias como fosfato, arsénico, fluor y otras cuya movilidad ambiental es afectada por la presencia de la superficie de los minerales.

“No estoy muy seguro de por qué estudié química, siempre me gustó, lo que sí estoy seguro es que siempre quise ser investigador, y no sé por qué, pero siempre me interesó”, reflexionó. “Cuando iba al secundario se ve que no me tenía mucha fe, me parece, y por eso estudié Bioquímica, pensando que si no podía investigar, al menos tendría una salida laboral”, bromeó sobre sus estudios. Luego de graduarse hizo un doctorado en Ciencias Químicas en la Universidad Nacional de Córdoba, continuó con un posdoctorado en Holanda y Suiza e ingresó al CONICET.

Actualmente sus temas de investigación se han ampliado gracias al interés de sus becarios y tesistas, ya que según contó, “la idea fue siempre estudiar cómo funciona el ambiente pero ellos querían algo más aplicado, así que empezamos a dedicarnos a la adsorción y desorción de diferentes sustancias con aplicación en remoción de contaminantes, uso de minerales para concentrar sustancias y detectarlas más rápidamente, para aprender cómo los sedimentos de nuestra región controlan la presencia de arsénico y fluor en agua subterránea, entre otros temas”,

En agosto de este año se cumplieron dos décadas de su llegada a Bahía Blanca, tras ganar el concurso para un cargo de profesor en esta Casa, que actualmente ejerce como Titular con Dedicación Exclusiva en las cátedras “Principios de Química” y “Química Inorgánica B”, de primer y cuarto año respectivamente de la licenciatura en Química. Además, cada dos años dicta un curso de posgrado dentro del doctorado en Química. “El Departamento y el Instituto siempre me dieron mucho apoyo, y estoy muy conforme y agradecido de estar y seguir acá”, concluyó. (UNS)

300x250 profertil