sáb. 24 de febrero de 2024
Bahía Blanca:
El tiempo - Tutiempo.net

Uset dijo que “los datos del Censo confirman que Coronel Rosales fue perjudicado más de 13 años”

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

El intendente de Coronel Rosales confirmó que su distrito fue subrepresentado en base a las proyecciones del censo de 2010, lo que afectó sus ingresos por CUD. “Yo tenía 20 mil alumnos y recibía el mismo fondo educativo en municipios que tenían 20 mi habitantes”.

En Coronel Rosales están un poco aliviados y un poco indignados. Es que los resultados del CENSO 2022 confirmaron una triste sospecha: en 2010 los contaron mal y eso los perjudicó a la hora de recibir fondos coparticipables. Sí, como en La Matanza, pero al revés.

El martes por la tarde, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó los resultados provisionales del Censo 2022, realizado el 18 de mayo pasado. De él, se desprende que nuestro país tiene 46.044.703 habitantes, de los cuales 17.569.053 personas viven en la provincia de Buenos Aires. Pero el censo no estuvo exento de algunas polémicas.

En primer lugar, se armó revuelo por la diferencia de la “proyección” preliminar difundida por el titular del INDEC, Marco Lavagna, el 19 de mayo pasado, que había arrojado 47.327.407 habitantes, 1.092.577 personas más que las que viven en el país.

“Lo que estamos presentando acá es el conteo efectivo de las personas. El primer dato es una especie de ‘boca de urna’, no tenía la consistencia, las variaciones que después pudimos hacer. Por ejemplo, encontramos que aproximadamente el 2% de las viviendas que se habían censado tenían algún tipo de errores, unas 330.000; o que habían entrado (digitalmente) muchas veces, o que no habían completado el Censo. Esas viviendas se fueron ‘limpiando’, afirmó Lavagna a Infobae, sobre los “errores” en los números preliminares.

Otra polémica incluye al partido más grande la provincia, La Matanza, y atañe la coparticipación que recibe el municipio en base a la cantidad de habitantes. Según los datos dados a conocer, La Matanza contabilizó 1.837.774 de habitantes.

La oposición acusó al oficialismo de fraguar las estadísticas de 2010, ya que, hace una década, ese municipio presentó una población de 1.775.816 personas, y desde Juntos por el Cambio señalaron que para alcanzar ese volumen, el municipio debió “tener una tasa de crecimiento anual del 3,9% a partir de 2001”.

En base a esa proyección, es que se destinó el Coeficiente Único de Distribución (CUD). Pero con los resultados del censo, quedó demostrado que la proyección de crecimiento de la población fue mucho menor a la que se había previsto.

Esto implicó que “desde 2010 el ritmo anual del crecimiento se redujo muchísimo, ya que solo alcanzó el 0,2%”; lo cual para la oposición significó “la confirmación de la estafa millonaria de Fernando Espinoza contra los restantes 134 municipios de nuestra Provincia”.

Como algunos municipios se beneficiaron a partir de las proyecciones, otros se vieron perjudicados en el reparto de los fondos coparticipables, como es el caso del partido de Coronel Rosales. Según el censo del 2010, la localidad contaba con 62.152 habitantes. Y el de 2022 dio a conocer que Rosales tiene 70.407 personas viviendo en su territorio. El intendente local, Mariano Uset, habló de esta diferencia numérica que complica las arcas del municipio.

“Desde que asumí vengo sosteniendo que era imposible que para el Indec seamos 63 mil habitantes. Eso nos condenaba por 10 años a resignar recursos que nos correspondían. Esa condena se extendió 3 años mas, 2 para censar y otro para conocer resultados”, expresó Uset en un hilo de Twitter.

Por medio de un cuadro, mostró la brecha entre los habitantes reales y los que el INDEC decía que eran. “La diferencia no es anécdota, sino recursos que NO recibimos durante 12 años”. Y se refirió al caso de La Matanza, en donde se sobrestimó la población, y con ella, un mayor ingreso económico. El intendente pidió por “la pronta corrección del CUD 2023 y reparación del daño”.

En diálogo con Infocielo, el propio Uset criticó el censo realizado en 2010, que privó a su municipio de tener más recursos.

“El censo no había sido completo, algunos conglomerados no habían sido bien censados. Me encuentro con evidencias de que no podíamos ser 62 mil habitantes. La matrícula escolar, la cantidad de registros de legajos en el automotor, usuarios de energía; todos datos que confluían a que no podíamos ser 62 mil”, afirmó el jefe comunal.

Y agregó: “Siempre cargué con la presunción no medida de que no éramos esa cantidad y estábamos perdiendo oportunidades por figurar como menos”.

Uset lamentó que “los recursos estuvieron subcalculados por 13 años. He gastado horas de saliva explicando que no éramos los que figuraba que éramos”.

“No es solamente la coparticipación, son todos los fondos adicionales. El CUD incide cuando se generan los fondos educativos, de seguridad. Teníamos la misma cantidad de alumnos que otros distritos tenían de habitantes. Yo tenía 20 mil alumnos y recibía el mismo fondo educativo en municipios que tenían 20 mi habitantes”.

Sobre el desarrollo del Censo 2022, declaró que “tuvimos denuncia de stickers en casas donde no pasaron, gente que hizo el censo digital y nunca le retiraron el código, la plataforma que no respondía”. Pero si bien “no fue el mejor censo, así todo me tira que somos 70 mil habitantes”, corroborando su presunción inicial.

Es que, en base al censo del 2010, “la proyección en mi partido fue de 63.500 habitantes. Hasta antes de ayer, calcularon mi CUD sobre 63 mil habitantes”.

“Es muy brutal el ejemplo de La Matanza. La proyección daba 2 millones 420 mil. Hubo una sobrestimación del CUD, algunos hablan de mas de 85 mil millones de pesos. Todas las pérdidas son difíciles de cuantificar. Ellos le erraron por 10 veces mi población. Mi error fue de 7 mil y ellos le erraron por 700 mil”, se quejó Uset.

Si bien “este censo incorporó la variable tecnológica”, para el intendente de Coronel Rosales “no funcionó mucho tampoco. No difiere mucho del censo que hizo Sarmiento, salir a golpear puerta por puerta”. Y añadió: “Hay que agregarle transparencia a la cuestión del CUD. Perdimos por tercer año consecutivo puntos en el CUD un minuto antes de que se sienten a discutir el presupuesto provincial al que nadie tenia acceso”.

En ese sentido, pidió que se “recalcule inmediatamente” la población de su partido y que el CUD “no sea una variable de disciplinamiento” según el color político. Sobre los recursos, opinó que “el gobierno no lo va a remediar y no se lo va a sacar a La Matanza, pero algo hay que negociar para resarcir las pérdidas que hubo en el resto de los 134 municipios”.

300x250 profertil