vie. 24 de mayo de 2024
Bahía Blanca:
El tiempo - Tutiempo.net

Tres Arroyos: médico del hospital se negó a atender a menor víctima de un delito aberrante

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

La dirección del Hospital Pirovano se vio sacudida en la mañana de ayer con la reacción de un médico del servicio de guardia de la salud pública, al haberse negado a recibir para dar atención a un caso policial de características aberrantes.

 

Confirmó a LA VOZ DEL PUEBLO la secretaria de Salud y Prevención, Isabel Tarchinale, que se trata del doctor Alejandro Cabido, a partir de lo cual hizo un pedido de informes de ese polémico servicio. “Acabo de pedir una explicación al doctor (Benicio) Arias Mercado para que me diga qué pasó”, contó la funcionaria quien aclaró que la requisitoria fue hecha desde la dirección del Hospital Pirovano, cuyo titular desde el lunes es el doctor Javier Pizarro.

“Si alguien no hizo lo que tenía que hacer -o hizo las cosas mal- se verá de qué sanción es pasible”, afirmó la responsable de las políticas sanitarias del distrito, quien tiene en claro que la menor “debe permanecer a resguardo, en algún lado, y no volver a la casa”, si se sospecha de algún conviviente.

De esta manera, Tarchinale, advirtió la existencia de serias sospechas sobre el comportamiento del médico señalado como responsable de no haber recibido en el centro público de salud, a la menor presuntamente abusada. Incluso dio a conocer que la víctima del hecho con connotaciones sexuales recién pudo ocupar una cama en el nosocomio, después del mediodía de ayer.

Se supo
Este diario pudo saber que la niña procedente de la localidad de Orense ingresó, junto a un familiar, a la guardia del Hospital Pirovano a las 4.15.

A esa hora de la madrugada, el doctor Alejandro Cabido que se encontraba al frente del servicio de guardia del hospital tresarroyense se habría negado a atenderla, pese a que tenía el aviso de la doctora de la Policía Científica, Victoria Meroni, del arribo de una menor presuntamente abusada sexualmente, a emergencias.

El aviso de Meroni -que también trabaja en el hospital- estaba orientada a que la niña quede alojada en el centro de salud y fuese supervisada por un pediatra, hasta que fuera atendida por ella misma, marcando de esta manera la línea de un protocolo interno de los médicos del servicio.

Horas más tarde la médica de la policía se comunicó por teléfono con el centro de salud para conocer detalles del ingreso de la menor.

En ese instante fue informada que -no sólo no fue atendida en el servicio de guardia por Cabido- sino que tuvo que volver a Orense junto al familiar que la acompañó. Inmediatamente Meroni se trasladó al hospital para denunciar la seria irregularidad generada en el marco de la falta de atención en el sector de emergencias que debió padecer la niña de 12 años, incluso después de haber sufrido el abuso sexual denunciado.

Un sospechoso
Con el correr de las horas, el hecho que fue expuesto en la Comisaría de la Mujer y la Familia, generó un allanamiento en la localidad de Orense.

La dependencia policial contó con la colaboración de la sub delegación de investigaciones, y la intervención de la UFIJ Nº 13, a cargo del fiscal Carlos Facundo Lemble.

Producto del operativo se habría logrado dar con un sospechoso por el delito de abuso sexual, que no pertenecería al ámbito familiar.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

300x250 profertil